viernes, 27 de marzo de 2015

Bartomeu, Tito Vilanova y el sobrecoste de Neymar

Una cosa es que alguien culpe a otro de algo...





... y otra, muy diferente, es que alguien afirme que ha llevado a cabo una determinada acción porque otro así se lo ha pedido. Pedir, hasta donde yo sé, no significa lo mismo que ordenar


Los dos primeros titulares corresponden respectivamente a la Cadena Ser y a Vozpópuli, y el último, a El Periódico, que es quien acierta. O, al menos, quien saca las conclusiones menos precipitadas de las declaraciones de Josep Maria Bartomeu, actual presidente del FC Barcelona, ante el juez Pablo Ruz a cuento del caso Neymar. La comparecencia tuvo lugar el pasado 13 de febrero. 

Según los audios revelados hoy por la Ser, el dirigente barcelonista respondió la pregunta del juez sobre el fichaje en 2013 del futbolista brasileño asegurando que había sido una petición del entonces entrenador del Barça, Tito Vilanova -fallecido en 2014-, y que el encargado de dirigir la operación fue el en aquellas fechas presidente del club, Sandro Rosell. Bartomeu insistió en recordar la solicitud de Vilanova ante las preguntas del fiscal y del abogado del Estado. 

Este blog no pretende investigar las presuntas infracciones cometidas por directivos del Barça en el fichaje de Neymar, sino contar bien las noticias. Si un entrenador pide a su junta directiva un fichaje, la responsabilidad de un posible sobrecoste no será de él, sino de la junta, que al fin y al cabo es la que decide y manda. 

Ignoro si Bartomeu mencionó a Vilanova como parte de su estrategia de defensa, pero sí tengo claro que decir que tu entrenador te pide un fichaje no es lo mismo que culpar a esa persona del encarecimiento de ese negocio. La decisión, ya se sabe, es de la junta directiva. Por eso Bartomeu, para escabullirse de toda responsabilidad en el caso, reiteró que fue Rosell (cuarto audio) quien estuvo al mando. Pero lo de su predecesor es algo ya publicado el mismo día de la comparecencia, y los medios siempre buscan nuevos titulares. A cualquier precio. Y citar a un muerto atrae mucho en las portadas. 

viernes, 20 de marzo de 2015

La BBC y la importancia de las comillas finas

Este titular del diario deportivo Marca sería correcto si la sigla fuera entre comillas finas, un recurso que entre sus diversas funciones tiene la de indicar que un nombre es inventado:


Y no empecemos con la cantinela -o cantilena, de lo que se entera uno consultando el DRAE- del contexto. La única BBC que va con mayúsculas y sin comillas es la British Broadcasting Corporation, servicio público de radio, televisión e internet del Reino Unido. Es la fama internacional de este medio lo que ha servido para que alguien tuviera la idea de bautizar al terceto titular de delanteros del Real Madrid -Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo- como 'BBC'. 

Y lo mismo vale para este otro titular del mismo periódico:





MSN es la forma abreviada de Microsoft Network, los servicios en internet de la firma Microsoft. Sin embargo, si en la jerga del fútbol queremos referirnos a Messi, Suárez y Neymar -tripleta atacante del Barcelona-, podremos utilizar 'MSN', pero nunca MSN. Usemos las comillas finas cuando toca. Por algo están en el teclado.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Accidente: un helicóptero que son dos, tres víctimas que son diez y un superviviente que no iba a bordo

Me envía un amigo una noticia publicada en la web de Cuatro:



Este producto, por llamarlo de alguna manera -¿en qué quedamos, tres muertos o diez?-, va seguido de un párrafo que nos cuenta lo ocurrido de forma al menos presentable.



Resumiendo: en un reality show -la RAE no acepta telerrealidad, qué remedio- de una televisión francesa en el que participaban varios deportistas de ese país hubo un trágico accidente. El choque de dos helicópteros durante la grabación del programa en Argentina causó la muerte a todos sus ocupantes, diez en total. Según el audio que acompaña la noticia, ocho de los fallecidos eran franceses -tres de ellos deportistas de élite y cinco miembros del equipo del programa-, mientras que ambos pilotos tenían nacionalidad argentina. Hecha la aclaración, vamos a intentar encajar la idea en titular y antetítulo. 

Se empeña el redactor en meter a Sylvain Wiltord en el titular, pero en realidad el exfutbolista no tiene por qué estar ahí, ya que no viajaba en ninguno de los dos helicópteros siniestrados -la fortuna había llamado a su puerta en forma de eliminación del reality-. La lectura da a entender que Wiltord iba a bordo de un aparato y sobrevivió al accidente. Un titular ha de aportar información, no confusión. Y en esto último, el de la noticia en cuestión se lleva la palma. 

Para los lectores españoles, Wiltord es quizá el más famoso de los deportistas que participaron en el programa Dropped. Sin embargo, no es un Zidane que acapare las portadas. De haber compartido el destino fatal de sus compañeros, por supuesto que habría que mencionar a Wiltord en el titular, pero no tiene ni pies ni cabeza situarlo en el centro de la noticia porque casi estuvo allí. Por lo tanto, eliminemos su nombre del titular. Y de paso, arranquemos eso de "¡Conmoción en Francia!", que esos signos de admiración son más propios de un tabloide británico.

Vamos al grano. Antetítulo: Tragedia en un 'reality show' con leyendas del deporte galo. Y para el titular, como hay tres líneas, vamos a aprovecharlas: Diez muertos, entre ellos tres deportistas franceses, al chocar dos helicópteros en Argentina.

Vean y comparen:


miércoles, 4 de marzo de 2015

Editar titulares de prensa digital, misión posible

Cuando alguien empieza a trabajar en un periódico, una de las primeras cosas que aprende es que redactar un titular no es algo tan sencillo como podría parecer. No basta con que ese titular sea el que mejor resume lo que se cuenta en el texto del artículo, sino que además hay que hacer que las palabras encajen bien en la maqueta asignada. 

Si esa maqueta es de una sola línea, se deberá lograr que el titular la ocupe en su mayor extensión, y el mismo empeño habrá que poner si tiene dos o más. Lo normal es que tu redactor jefe te diga que el espacio está para rellenarlo, no para dejarlo a medias

En los diarios impresos se suele respetar esta norma no escrita. Basta con echar un vistazo a las portadas de los principales medios en papel para comprobar que los titulares, en general, están bien encajados.

En los diarios digitales, en cambio, parece haber un nivel mucho menor de exigencia en la puesta en escena de los titulares ante los lectores. Los motivos de esa laxitud pueden ser varios, desde las prisas por ser los primeros en publicar tal o cual noticia hasta la escasez de personal necesario para desarrollar el trabajo.

Cuando enciendo mi ordenador y leo la prensa, muchas veces me encuentro con titulares totalmente asimétricos que casi dañan la vista. Digo esto porque cuando te has esforzado en editar un titular de la mejor forma posible no resulta fácil digerir titulares publicados deprisa y corriendo. Puede que queden bien si se ven en una pantalla de dimensiones reducidas como la de un iPhone, pero dudo que ese sea el medio habitual de lectura para la mayoría de usuarios. 

A continuación voy a mostrar 10 ejemplos con sus respectivas sugerencias para encajar mejor los titulares. Vayamos por estricto orden alfabético comenzando con el del diario Abc



Si se le añadieran solamente dos palabras ("de izquierdas") no sólo quedaría un titular mucho más presentable, sino que además se aportaría  a los lectores una información que nunca estaría de más. 

Sigamos con el repaso. Es el turno de El Confidencial:



Para aprovechar ese espacio en blanco podríamos probar con El temor al Estado Islámico causa un éxodo de cristianos de Libia

Ahora le toca a El Diario



Quizá sustituyendo "ganó" por "se embolsó" la tercera línea tendría más contenido y se equilibraría más o menos con las dos anteriores. 

Le llega la vez a El Mundo



Otro caso que se solucionaría añadiendo más información a la que se ha dado. El aludido Villarejo es un comisario del Cuerpo Nacional de Policía. Si escribimos Ignacio González dice que la denuncia del comisario Villarejo es 'la reacción' a sus explicaciones, seguramente quedarían mejor encajadas esas cuatro líneas.

Veamos esta información de El País



Bastaría con buscar un sinónimo para "pateó", por ejemplo, "agredió". De esa forma, podríamos finalizar la primera línea con ese verbo y bajar las palabras "a una" a la segunda, con lo que ambas líneas tendrían prácticamente la misma extensión y estarían mejor presentadas. 

Volvemos con el caso del ático, esta vez en InfoLibre



Si optamos por La investigación judicial del ático de González lleva paralizada desde octubre de 2012, se le daría incluso más énfasis al titular, aparte de más longitud a la exigua segunda línea.

Dejamos la prensa de Madrid y viajamos por un momento a la de Barcelona. Aquí tenemos un titular del periódico La Vanguardia



Me parece muy raro que no quepa todo en dos líneas, la verdad. Puede que las comillas finas o simples ayuden a economizar el espacio.

De vuelta en Madrid, llegamos a La Razón



Otra práctica habitual en los periódicos es escribir con letras los números del cero al nueve y con cifras del 10 en adelante. En algunos casos esta costumbre puede dificultar la tarea de titular, pero en este, la facilita. Con "cinco" en lugar de "5" y bajando a continuación las palabras "tras la" a la segunda línea quedaría todo mejor ajustado.

Y ahora, Libertad Digital nos habla de la Casa Real:



Si la reina consorte daba una imagen de tensión, es que estaba visiblemente tensa. Ese adverbio tan largo sin duda daría mucho juego para completar -o al menos alargar- la segunda línea.

Y el último lugar de la lista lo ocupa Público:



Aquí también vendría de perlas dar más datos al lector. La persona que "ocupará el juzgado del instructor de la Gürtel" lo que hará es sustituir en el cargo al juez Pablo Ruz, de sobra conocido por sus actuaciones como instructor del caso Bárcenas y el citado caso Gürtel. Por ello, siempre sería mejor mencionarlo en el titular, y si ello sirve para encajarlo mejor, mejor todavía: "José de la Mata, ex alto cargo con Zapatero, sustituirá al juez Ruz como instructor de la Gürtel". 

sábado, 28 de febrero de 2015

La locura de Charly Rexach según 'El Confidencial'

Leo este titular en El Confidencial y no me parece que Charly Rexach haya perdido el juicio. Y la lectura de la noticia tampoco me da razones para pensar que el exfutbolista y exentrenador del Barcelona haya dicho algo tan grave como para tildarlo de enfermo de la azotea:


Frases como esa o como "Luis Enrique ha empezado con demasiadas normas, el que no entrena no juega. A ver qué pasa cuando no entrene Messi y lo necesite" o la que le dedica a Florentino Pérez y su club galáctico ("Del Bosque y Di María son muy feos para el Madrid") o lo que cuenta del origen del desencuentro entre Pep Guardiola y el desaparecido Tito Vilanova no son tan desconcertantes como para llamar a Rexach loco sin ponerlo entre comillas

Otros medios dan la misma noticia, pero usando descripciones que, si bien pedestres -el diario Sport lo llama "rajada"-, al menos son más acertadas que la usada por El Confidencial en ese artículo sin firma. 

Desde aquí propongo al responsable del texto algunas ideas para comentar la salida de tono del hoy miembro de la comisión técnica del Barça: los exabruptos de Charly, Rexach atiza a Messi, Rexach se despacha a gusto, ataque de sinceridad de Rexach, Messi, Luis Enrique, Florentino... Rexach no deja títere con cabeza... Vamos, no hay que estrujarse mucho el seso. Se admiten sugerencias.